Google + RSS Feed

Dumbría (Costa da Morte, día 1)

17

abril 21, 2015 by Maruxaina

27

Dumbría nos recibió gris, no paraba de llover y además era esa lluvia molesta y constante que parece que no moja pero sí. Menos mal que íbamos bien equipados y sobre todo con muchas ganas de conocer la maravillosa Costa da Morte.

Desde la Oficina de Turismo caminamos con Ada, la técnico de Turismo del Concello de Dumbría, hasta la primera gran sorpresa del lugar: la Cáscada del Ézaro (Fervenza do Ézaro). El río Xallas es el único en Europa que desemboca directamente sobre el océano Atlántico y cuenta la leyenda que los marineros se guiaban con la estela de vapor que se formaba al golpear el agua en las rocas.

1

 

2

 

IMG_7284

Foto de Trucos Viajeros

Ahora ese vapor ya no supera el Monte Pindo, tres embalses controlan el río y durante unos años se liberaba agua a unas horas determinadas para la expectación de los visitantes. Con acto del presidente de la Xunta inaugurando la fervenza incluido.Tras presiones de grupos ecologistas ahora ya no depende de un botón, pero el caudal es muchísimo menor.

Volvimos sobre la bonita pasarela de madera, quedándome con ganas de estar un día con sol y queriendo volver para ver la cascada iluminada. Dejamos atrás la Central hidroeléctrica do Castrelo que aún conserva los raíles que conducen a su puerta, quizá para vagones, y el Museo de la Electricidad con varias salas de exposición en las que puede verse maquinaria original.

5

 

Ya en el coche, no daba crédito cuando Ada nos contó que la subida al Monte Pindo había sido final de etapa en la Vuelta a España en 2012. La pendiente es ¡¡¡mortal!!! Y en bici tiene que ser durísimo. Desde hace años la Asociación Monte Pindo pide que sea declarado Parque Natural por tener especies de fauna y flora protegidas,  pero por lo último que he leído sin mucho éxito.

La niebla era espesísima y no pudimos hacer ninguna foto desde el Mirador así que paramos a comer algo y charlar sobre viajes e historias. El Monte Pindo es conocido también como el Olimpo Celta y fue el refugio-escondite para muchos durante la Guerra Civil. Es un monte de leyendas, con piedras que aseguran la fertilidad y muchos caminos para recorrer. Pero para piedras la que mantiene un equilibrio imposible, en el Monte Castelo, a 339 metros de altura, en una zona sin señalizar y con restos de cartuchos que indicaban la presencia de cazadores. La piedra Cabalgada o Pena do Brazal, unas 150 toneladas sobre una base pequeñísima de menos de dos metros cuadrados.

 

27

 

28

 

Nuestra siguiente parada fue en la parroquia de San Martiño de Olveira, nos acercamos al merendero de Vilafernández donde terminaba una clase de piragüismo del Club Deportivo Municipal de Dumbría. Es un buen lugar para pasar el día en familia aprovechando las aguas tranquilas del embalse, hay parrilla y parque infantil y es además, muy frecuentado por los amantes de pájaros, de hecho tiene unas casetitas cerradas donde poder estar para observarlos.

 

7

 

13

 

9

8

 

6

 

Tras una charla muy amena con Quique Portela, el entrenador, en la que nos reímos un montón, volvimos al coche para ir hasta el pueblo en el que cenaríamos.

Ya empezaba a anochecer cuando llegamos a Olveiroa, una perfecta parada durante el Camino de Santiago en el tramo Fisterra-Muxía. Una parroquia gallega que ha restaurado casas y horreos para convertir la aldea en un sitio precioso: las luces y el color azul de las puertas lo hacían muy acogedor a pesar de que seguía lloviendo.

 

14

 

18

 

17

 

Unos peregrinos tomaban algo en el bar donde nos recibió Paco, el dueño y alma de As Pías, una casa de los años ’40 restaurada y convertida en restaurante y casa rural. Tiene cuatro habitaciones que invitan a quedarse y muchos detalles que hacen del lugar un sitio realmente agradable y cómodo para estar.

 

15

 

 

16

 

12

 

La cena fue riquísima, entrantes con unas croquetas deliciosas, carne, pescado y unos postres que apenas pude probar porque yo apenas ceno y aquello fue todo un banquete.

 

11

 

25

 

El reservado con lareira incluida fue el detalle que hizo la velada perfecta y no tardamos en acercarnos al calor del fuego donde se secaban las botas de algún viajero recién llegado. Ninguno de nosotros se dio cuenta de la hora de lo bien que estábamos de charla y anécdotas viajeras varias, pero al día siguiente teníamos muchos lugares que conocer así que nos despedimos (muyyy agradecidos) de Paco y de Ada para ir a descansar.

Esa noche dormiría en una cabaña, preciosa, de las de cuentito y por la mañana, Inés, la dueña de las Cabañas de Lires nos dejaría en la puerta el desayuno ¡¡¡en una cestita!!!

Me dormí de lo más feliz…

 

24

 


17 comments »

  1. Uf, menuda mala suerte con el mal tiempo! :( Pero oye, y lo bien que sienta llegar al fin por la noche, ducharte y cenar calentito? Oh, sí… :)

    • Maruxaina dice:

      La lluvia también le daba su encanto 😉
      Y sí llegar y cenar al lado de una lareira, en As Pías, fue de lo mejor del día :)
      Un saludo viajeros!!!

  2. Patri dice:

    Qué sitio tan espectacular, ¡sobre todo las cascadas! Qué pena de tiempo, aunque claro, Galicia es así, es parte de su encanto (“el verde hay que pagarlo”), ¿no? Qué ganas de ir a la Costa da Morte. Un besazo de la cosmopolilla

    • Maruxaina dice:

      Tienes que venir Patri!!!Seguro que te gusta :)
      Las cascadas además en verano y algunos fines de semana antes las iluminan y tiene que ser precioso!!
      Un abrazo y nos vemos prontito 😉

  3. Sin duda la lluvia le da un toque muy especial a ese lugar. Parece haber sido toda una aventura por las postales que nos has traído, ahora me muero de ganas por viajar yo mismo.

    Saludos!

    • Maruxaina dice:

      Muchas gracias Alejandro!
      Sin duda es un lugar que recomiendo,magníficos paisajes,una riquísima gastronomía y una gente encantadora :)
      Un saludo!!

  4. wircky dice:

    Nosotros pasamos fin de año por esa zona sólo que tuvimos mucha mejor suerte con el tiempo porque no nos llovió y pudimos disfrutar de las Cáscada del Ézaro, increibles. Por la zona también me pareció muy interesante el horreo de Carnota que según nos dijeros era el hórreo más grande del mundo.
    Saludos viajeros!

  5. Muy bonito recorrido, y ya se sabe cuando uno viaja toca de toda lluvia, nieve, sol….pero a todo se le saca el lado bueno, este post es ejemplo de ello 😉

  6. silvia dice:

    Que lugares tan bonitos tiene Galicia y que pena de tiempo porque tanto la cascada como el embalse tiene que ser espectaculares con sol, pero nada que no se pueda solucionar como es volver a este lugar de nuevo :)

    ¡Un abrazo!

  7. […] De camino a nuestra siguiente parada comentábamos lo bueno que había sido despertarse en las Cabañas de Lires fue realmente agradable, dormí genial aunque con algunos sueños raros, yo creo que por haber cenado demasiado la noche anterior. […]

  8. Leticia dice:

    Un viaje fantástico!!! (pero la próxima vez avisa para que posemos guapos, jejeje)

  9. […] “Costa da Morte” por Maruxaina y Su Mochila […]

  10. Muy guapo el recorrido, empiezo a coger ideas porque voy a Galicia en Noviembre y seguro que me pilla lluvia como a ti, 😉

    • Maruxaina dice:

      Muchas gracias Esperanza!!
      Te invito a que leas el resto de entradas, quizá descubras algún lugar nuevo que añadir a las visitas por aquí. Si necesitas cualquier cosa, no dudes en escribirme 😉
      Saludos!!!

  11. […] Garita de Herbeira, el punto más alto de la Cosa da Capelada, y al igual que el día que visité Ézaro, la niebla impidó que pudiesemos disfrutar de las increíbles vistas y de sus acantilados. No se […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

No te pierdas nada!!

¿Quieres recibir nuestras últimas historias en tu mail?

¿Volamos?

¿Buscas un hotel?

Booking.com
logo-miembro-tublogdeviajes.png